Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 Esa ausencia que hiere mis recuerdos,
que me ha dejado sola para siempre,
sin que nadie comprenda mi locura.

 

Intentaré aprender de tus palabras,

 me agarraré al deseo de tenerte,

y seré un reflejo de tu vida.

 

Tú serás la razón de mi existencia;

Desde mi soledad, escribo, te recuerdo.

 

Y se, que desde  el infinito, me ves,

sonríes y me entiendes...