Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

                                       
 
TITULO: Barry Lyndon
TITULO ORIGINAL:
Barry Lyndon
PRODUCTORA:
Warner Bros.
PRODUCTOR:
Stanley Kubrick
DIRECTOR: Stanley Kubrick
INTERPRETES:
Ryan O'Neal, Marisa Berenson, Patrick Magee, Hardy Kruger, Diana Koerner
GUION:
Stanley Kubrick, basándose en la novela "The Luck of Barry Lyndon", de William Makepeace Thackeray
MUSICA: Adaptación de los originales por Leonard Rosenman
FOTOGRAFIA:
Stanley Kubrick / John Alcott (Color)
 
 
                               

.Barry Lyndon es una de las películas más olvidadas de Stanley Kubrick, al menos una que no obtuvo en el momento de su estreno la repercusión que tuvieron anteriores obras suyas y que sólo poco a poco, con la cierta revalorización con que ha contado la obra de este director desde su muerte, empieza a ser redescubierta. Siendo en su momento una película carísima (11 millones de dólares) y elaborada (dos años y medio de trabajo y rodaje en Inglaterra, Irlanda del Sur y Alemania del Este), no atrajo, sin embargo, la atención de público o crítica especializada, pese a ser galardonada con cuatro Oscars (dirección artística, vestuario, fotografía, banda sonora adaptada), así como otros prestigiosos premios
 
            
Sinopsis:

Siglo XVIII. El joven Redmond Barry, huérfano de padre, se ha enamorado de su prima , a la que también pretende el Capitán John Quin. Enfrentados en un duelo amañado, Redmond cree haber matado a Quin y huye a Dublin. Decide alistarse en el ejército inglés, donde empieza a desarrollar su enorme habilidad para sobrevivir. Un golpe de fortuna hace que, estando en Alemania, le surga la posibilidad de desertar, descubierto por el Capitán Potzdorf, del ejército prusiano, le ofrece la posibilidad de alistarse en el mismo o ser colgado por desertor; la elección es sencilla, una vez en el ejército prusiano tiene la fortuna de salvar la vida del Capitán Potzdorf, lo que le abre las puertas del servicio secreto Prusiano
Así, cómplice de algunos de los hechos más célebres acaecidos a finales del siglo XVIII, Redmond, haciendo gala de ingenio, picaresca y oportunismo, pero también encanto personal y constancia, logra su objetivo, convirtíendose en el noble Barry Lyndon. Pero el ascenso a estas cumbres no le traerá la felicidad...
                        
 
Enlaces:
http://www.filomusica.com/filo24/lyndon.html