Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
Título original: Key Largo
Año: 1948
País: EE.UU.  (1948)
Duración: 101 min.
Director: John Huston
Reparto: Reparto: Humphrey Bogart, Edward G. Robinson, Lauren Bacall, Lionel Barrymore, Claire Trevor, Thomas Gomez, Marc Lawrence, Harry Lewis
Guión: John Huston, Richard Brooks. Basado en la obra de Maxwell Anderson
Musica: Max Steiner 
Fotografía: Karl Freund
Montaje: Rudi Fehr
Productora: Warner Bros. Pictures
Género: Cine negro - Intriga
Premios:
Oscar 1948: Mejor actriz de reparto - Claire Trevor
   
          
 
Sinopsis:
Frank McCloud, un desilusionado ex-comandante del ejército norteamericano, veterano de guerra que ha perdido las ganas de luchar, llega a un pequeño y decadente hotel en Cayo Largo, Florida, con el propósito de localizar a James Temple, el propietario. Quiere darle un mensaje de su hijo, caído en combate. Su llegada es mal recibida por cuatro tipos siniestros y malhumorados, que le aconsejan marcharse. Junto a estos individuos va una atractiva rubia llamada Gaye. Llega la noche y un terrible huracán asola la costa de Florida. La tensión nerviosa de todos los que están en el motel se hace insoportable, hasta que aparece un tal Mister Brown, que resulta ser Rocco, un famoso gangster. El mafioso tiene la intención de salir del país y toma a Temple y su hija como rehenes. McCloud es el único que puede ayudarlos.
 
Comentarios:
Todo un clásico. Uno de los títulos míticos del cine negro y de visión obligatoria para cualquier cinéfilo. Huston supo rodearse de un reparto de altura, capitaneado por un magistral Bogart, par dar vida a esta claustrofóbica intriga. De las mejores películas de Huston. Las interpretaciones de Lauren Bacall, que está preciosa y Humphrey Bogart, como siempre, un regalo para la vista del espectador y como no la magnífica interpretación de Edward G. Robinson, habituado en esa época a los papeles de gángster. Mención especial merece a excelente fotografía expresionista de Karl Freund que mediante el uso de un amplio juego de sombras y contraluces crea la "atmósfera" y un clima tan sórdido y negro. Max Steiner crea una partitura que expresa tanto un desaforado sentido romántico como un profundo dramatismo, que resalta lo patético de alguno de los personajes. La película supone una alegoría de la situación social y política de la América de esa época,
Como preparación, Houston partió hacia Florida y se instaló en un hotel de semejantes características. Mientras se dedicó a pescar, a fumar y a jugar a las cartas, le fueron apareciendo escena tras escena, creándose así el guión definitivo.