Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
Título original: Young Frankenstein
Año: 1974
País: EE.UU.
Duración: 105 min.
Director: Mel Brooks
Reparto: Gene Wilder, Peter Boyle, Marty Feldman, Madeline Kahn, Cloris Leachman, Teri Garr, Kenneth Mars, Gene Hackman...
Producida por Michael Gruskoff.
Guión: Gene Wilder - Mel Brooks. Basado en la novela de M.W. Shelley.
Música: John Morris.
Fotografía y Montaje: Gerald Hirschfeld - B/N
Género: Comedia de terror
Premios: Dos nominaciones al Oscar 1975
 
 
Sinopsis:
Todo comienza cuando el joven doctor Frederick Frankenstein, neurocirujano norteamericano, recibe la visita de un anciano compañero de su abuelo, que le informa de la herencia que ha obtenido éste: todas las posesiones de su loco pariente, en la lejana Transilvania. A pesar de los continuos reniegos por parte de Frederick respecto a sus raíces, éste decide dejar atrás su trabajo y su novia, y se pone en camino hacia la vieja Europa. No tardará en descubrir un extraño manual científico en el que se explica paso a paso como devolverle la vida a un cadáver. Ayudado por el jorobado Igor y la guapa Inga crea un monstruo con un cuerpo desmesurado y un cerebro privilegiado. Pero un error de su ayudante a la hora de elegir un cerebro para "La Criatura" disparará todos los planes de Frederick, dando lugar a disparatadas situaciones, en las cuales se verán involucrados todos los personajes y varias personas de la ciudad.
 
 
Comentarios:
El Jovencito Frankenstein
es probablemente la mejor película de humor de Mel Brooks. Genial desde el principio con gags que ya forman parte de la antología de los mejores del cine. Frases, chistes, gestos, siguen repitiéndose frecuentemente en la televisión y en nuevos estrenos. Además de un buen guión cuenta con buenos actores sobre los que destaca Marty Feldman en el personaje ya mítico de Igor, el jorobado ayudante del doctor.
Rodada en blanco y negro, tiene aspecto de ser una de aquellas películas de los años 30 e incluso algunos objetos del laboratorio del Doctor son originales de la primera versión de "Frankenstein" de la Universal. La fotografía es muy buena, como los decorados y la música. Hay una frase genial en "El jovencito Frankenstein", cuando están cavando la tumba y dicen "no hay nada peor que cavar sepulturas", a lo que Igor responde: "podía ser peor, podía estar lloviendo"...
 
 
Como curiosidad se rumorea que Brooks, las pasó "canutas" en el rodaje, ya que era casi imposible que los actores no se troncharan de risa en las tomas.
La mejor película de Brooks de las realizadas con la participación de Gene Wilder. Imprescindible.