Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

Título original: Le nom de la rose
Año: 1986  
Duración: 131 min.
País: Coproducción Francia-Italia-Alemania
Director: Jean-Jacques Annaud
Reparto: Sean Connery, Christian Slater, Helmut Qualtinger, Elya Baskin, Michel Lonsdale, Volker Prechtel, Feodor Chaliapin Jr., William Hickey, Michael Habeck, Valentina Vargas...
Guión: Andrew Birkin, Gérard Brach, Howard Franklin, Alain Godard. Basado en la novela de Umberto Eco "Il nome della rosa"
Música: James Horner
Productoras: Cristaldifilm, France 3 Cinéma, Les Films Ariane, Neue Constantin Film, Rai Uno Radiotelevisione Italiana y Zweites Deutsches Fernsehen
Fotografía: Tonino Delli Colli
Vestuario: Gabriella Pescucci
Montaje: Jane Seitz
Género: Suspense - Edad Media
 
Sinopsis:
Siglo XIV. Todo comienza una hermosa mañana de finales de noviembre del año del señor 1327 cuando Fray Guillermo de Baskerville, un monje franciscano y antiguo inquisidor, y su inseparable discípulo el novicio Also de Melk, que es quien relata la historia, acuden a una abadía benedictina situada en el norte de la península italiana para intentar esclarecer la muerte del joven miniaturista Adelmo da Otranto. Durante su estancia en la abadía van desapareciendo misteriosamente más monjes, a quienes encuentran muertos al poco tiempo. Muchos de los monjes piensan que es obra del diablo. Lentamente, y gracias a la información aportada por algunos monjes, Guillermo va esclareciendo los hechos. El móvil de los crímenes parecen ser unos antiguos tratados sobre la licitud de la risa que se encuentran en la biblioteca del complejo, de la cual se dice que es la mayor del mundo cristiano. ¿Quién, en nombre de Dios, está llevando a cabo los asesinatos?, ¿Qué hicieron sus víctimas para morir asesinadas? Nadie lo sabe. La situación se complicará con la llegada del temible inquisidor Bernardo Gui.
 
Comentarios:
 
Una magnífica adaptación de la novela de Umberto Eco que contó con la siempre soberbia interpretación de Sean Connery y que fue un fracaso de taquilla en Estados Unidos, debido probablemente a la falta de conocimiento de los entresijos de la vida monacal y la imaginería católica. La película recorta el número de crímenes y el resto de los asuntos de fondo que se trataban en la novela (la corrupción de la Iglesia y su enfrentamiento contra la orden franciscana, que predicaba la pobreza, los numerosos movimientos heréticos y el miedo al fin del mundo) para centrarse en la intriga central, una misteriosa cadena de muertes inexplicables con un único e intrigante punto en común: un libro escrito en hebreo, griego y árabe de procedencia y contenidos
desconocidos.
 

La ambientación del monasterio benedictino, la banda sonora y la dirección componen una sólida fórmula para una puesta en escena magistral a cargo de los actores (el más flojo Christian Slater, quien no parece saber comportarse de acuerdo a un joven novicio) y con un guión potente y bien trabajado.
La obra maestra de Jean-Jacques Annaud, creador de películas como "El oso" y "Enemigo a las puertas".
Con geniales toques de humor e ironía, las pistas de la investigación que llevan a Connery a descubrir la verdad tienen cierto parecido con el personaje de Sherlock Holmes.