Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

Soy un puente de piedra.

Y a pesar de las inundaciones

aparezco de nuevo, cómo si nada hubiera sucedido.

 

Y me mantengo erguido ante las agresiones,

viendo pasar la vida sobre mis ojos ovalados.

 

Han pasado por mí generaciones de todas las culturas

y quise unir Oriente y Occidente,

pero las dos me han herido.

 

(A veces el deseo es como el viento,

cambia todo de sitio,

y nada permanece en el lugar

que estaba)

 

Mi piedra es sólida, bella y poderosa.

Y sigo siendo un puente  indestructible.

 

                              Maite García-Nieto