Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
 

Título original: L'ultimo tango a Parigi - Last Tango in Paris
Año: 1973
Duración: 124 min.
País: Italia, Francia
Dirección: Bernardo Bertolucci
Reparto: Marlon Brando, Maria Schneider, Jean Pierre Léaud, Massimo Girotti, Maria Michi, Catherine Allegret, Giovanna Galletti...
Fotografía y Montaje: Vittorio Storaro
Guión: Franco Arcalli, Bernardo Bertolucci
Música: Gato Barbieri
Productoras: Produzione Europee Associate-Roma, Les productions Artistes Associés-Paris
Género: Drama
Premios:
2 Nominaciones al Oscar 1973:
Mejor director. Mejor actor.
 
 
Sinopsis:
Una mañana de invierno un hombre, Paul, un americano que vive en París, destrozado por el reciente suicidio de su mujer, y una muchacha, Jeanne una joven y guapa parisina de 2o años, se encuentran casualmente mientras visitan un piso de alquiler en París. La pasión se apodera de ellos y hacen el amor violentamente en el piso vacío. Cuando abandonan el edificio establecen el pacto de volver a encontrarse allí, en soledad, sin preguntarse sus nombres pero la relación afecta seriamente a la vida de ambos. Paul, continúa torturándose psicológimente por el suicidio de su esposa y Jeanne, a pesar de su pasión por Paul, mantiene sus planes de contraer matrimonio con un joven cineasta, su novio de siempre.
 
   
 
Comentarios:
Un encuentro casual entre dos almas solitarias da comienzo a este impresionante film. A pesar de que en algunos instantes pierde fuerza el hilo argumental, Marlon Brando sostiene con su portentosa interpretación la película. El erotismo explícito dio lugar a mucha controversia y elevó la obra de Bertolucci a cotas inimaginables, quizás llevado más por el ansia de libertad que por la calidad que tiene por sí misma, que no es poca. Bertolucci deja hacer al gran maestro Brando, metido en el papel de "un naúfrago en el asfalto parisiense" y a la sensualidad de la joven Maria para hacer una de las películas más famosas de la historia. El aspecto técnico es impecable. La fotografía amarillenta y triste, el juego con la luz, y uno de los mejores montajes que se hayan realizado jamás, junto con la preciosa música de saxo redondean esta obra de arte. La película más erótica de la historia del cine pese a que ningún momento aparecen los dos desnudos y las escenas de sexo a pesar de su crudeza son bastante light. Otro acierto de Bertolucci.
Imprescindible.