Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

                                      
 
Título original: The family man
País:  USA
Año: 2000
Duración: 125 min.
Dirección:  Brett Ratner
Reparto: Nicolas Cage, Téa Leoni, Don Cheadle, Jeremy Piven, Saul Rubinek, Josef Sommer, Jake Milkovich, Ryan Milkovich, Lisa Thornhill, Harve Presnell, Mary Beth Hurt, Amber Valletra, Francine York, Ruth Williamson.
Guión:  David Diamond y David Weissman
Producción:  Marc Abraham, Tony Ludwig, Alan Riche y Howard Ropsenman
Música:  Danny Elfman
Fotografía: Dante Spinotti
Montaje: Mark Helfrich
 
                            

Sinopsis:
Jack Campbell
es un egocéntrico broker de Wall Street cuya única obsesión es el trabajo y una vida llena de lujo, con poco tiempo para nada más. Tiene todo lo que puede desear gracias a su elevado status y su dinero, y las mujeres no le faltan... pero su vida sentimental es un vacío. Su lujoso estilo de vida cambia drásticamente una Nochebuena cuando al encontrarse en una tienda de alimentación, se juega la vida evitando un atraco. A la mañana siguiente, se despierta en una habitación de un barrio humilde de Nueva Jersey, al lado de Kate, su antigua novia de instituto, a la que dejó para seguir su carrera, descubriendo horrorizado que su anterior vida ha desaparecido. Se trata de la vida que hubiera tenido de haber tomado en su día la decisión de quedarse con su antigua novia en su ciudad de siempre, en lugar de abandonarla para viajar a la metrópoli en busca de éxito. Se encuentra, pues, casado con Kate (Téa Leoni), con dos hijos, en una casa corriente y con un trabajo corriente. Lo que al principio parece una locura de la que escapar pronto le conquistará el corazón por encima de cualquier lujo pasado. Una vida de hombre de familia, rodeado de amor y amistad, cariño y ternura, infinitamente superior a cualquier exceso material de los que ha creído disfrutrar durante su vida de exitoso hombre de negocios.
 
                       

Comentarios:
Claramente basada en la historia navideña que Frank Capra nos contaba en 1946, "Qué bello es vivir", "Family Man" se convierte en una alegoría a la vida con buenos valores. En una vida vivida por y para los demás. En una forma de trabajar que no se convierta en el eje de ambiciones y deseos incontrolados. En el que prime lo humano, frente a lo irracional. Y Brett Ratner con cuenta una historia como la de Capra, pero a la inversa. Mientras que George Bailey era el personaje que se quiere suicidar por su aparente fracaso en la vida, y un ángel le muestra lo que hubiera sido su entorno sin él, "Family Man" lo abarca desde una perspectiva antagónica: el personaje que ve lo que hubiera sido su vida si hubiera dicho alguna vez que... sí. Un SI con mayúsculas, porque supone decisiones tan importantes como el matrimonio, o el hecho de formar una familia. Precisamente se le muestra a Nicolas Cage un entorno mucho más entrañable, familiar y, en definitiva, agradable, que el que sigue en su vida cotidiana. Gran cúmulo de valores, que son planteados desde una perspectiva bastante irónica, con toques de comedia bastante importantes, pero que no dejan de constituir la película como un drama. De visión obligada a todos los amantes del cine clásico, por la referencia tan evidente que hace del maestro Capra.