Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 

II

No sé cuando nos conocimos,

quizás era septiembre…

No suelo anotar fechas.

 

Tú eras hombre y yo era

una mujer apenas,

y despertaste cosas

dormidas en mi mente

desde hace mucho tiempo.

 

Y recordé de nuevo

cómo son las sonrisas,

cómo son los poemas

y cómo es la ternura;

 

Cómo dormir con alguien

tan lejos y tan cerca.

 

Llenaste mi cabeza

de canciones y cuentos.

Y cubriste mi cuerpo

con besos invisibles.

 

No sé cuando te conocí,

no apunto fechas.

Qizás era septiembre...