Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
                                  
Título internacional - The others.
País: España.
Año: 2001.
Duración: 104 min.
Dirección: Alejandro Amenábar.
Reparto: Nicole Kidman (Grace), Alakina Mann (Anne), Fionnula Flanagan (Sra. Bertha Mills), James Bentley (Nicholas), Eric Sykes (Sr. Edmund Tuttle), Elaine Cassidy (Lydia), Christopher Eccleston (Charles), Renée Asherson (anciana), Alexander Vince (Victor Marlish), Keith Allen (Sr. Marlish), Michelle Fairley (Sra. Marlish).
Guión y música: Alejandro Amenábar.
Producción: Fernando Bovaira, José Luis Cuerda y Sunmin Park.
Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Nacho Ruiz Capillas.
Dirección artística: Benjamín Fernández.
Vestuario: Sonia Grande.
8 premios Goya: Mejor película, director, guión original, dirección artística, dirección de producción, fotografía, montaje y sonido

                 
Sinopsis:
Isla de Jersey, 1945. La II Guerra Mundial ha terminado, pero el marido de Grace no vuelve. Sola en un aislado caserón victoriano, educa a sus hijos dentro de severas y amenazantes normas religiosas. Los niños sufren una extraña enfermedad: no pueden recibir directamente la luz del día. Los tres nuevos sirvientes que se incorporan a la vida familiar deben aprender una regla vital: la casa estará siempre en penumbra; nunca se abrirá una puerta si no se ha cerrado la anterior. El estricto orden que Grace ha impuesto hasta entonces será desafiado. Grace, los niños y quienes les rodean darán un paso definitivo y terrible.
                       
 

Comentarios:
Un thriller clasicista en el que Amenábar intenta emular a Hithcock y todo le sale muy bien acompañado por unos efectos de sonido que ponen los pelos de punta y una ambientación que tan solo ella ya asusta.
La película se rodó en España cuando Kidman y Cruise, que participó en la producción de la cinta, todavía eran marido y mujer. Los otros es la tercera película de Amenábar y la primera rodada en inglés, tras el éxito logrado con sus dos títulos anteriores, Tesis y Abre los ojos. Precisamente el 'remake' estadounidense de esta última película, que lleva el título de Vanilla Sky, del director Cameron Crowe, está protagonizada por Cruise y Cruz.
Esta interesante e inquietante película, que nos atrapa desde el principio debido en buena parte al buen guión , una atmósfera muy conseguida, unos encuadres y movimientos de cámara magníficos y unas interpretaciones notables. Quizá su mayor defecto sea el abuso del susto fácil, recurriendo en exceso a los estruendos musicales, recurso demasiado utilizado en las películas de terror. A pesar de ello, nos encontramos ante una historia de suspense muy bien realizada, hasta un sobrecogedor y brillante final, que ha conseguido ser la película española más taquillera de la historia, y que se convertirá en un clásico del cine de terror del bueno.
                           
 
Nicole Kidman está espléndida, esa fragilidad que representa al llevar una casa a sus espaldas, ese miedo por la luz que puede matar a sus hijos... todo lo hace bien... Fionnula Flanagan (la criada) le da la réplica perfectamente, se mueve como un enigma deseoso de explotar y contar la verdad sobre ellos y sobre la casa. Pero sinceramente desde mi punto de vista en esta pelicula ha ocurrido una revelación: Alakina Mann (la niña), nueve o diez años de talento, las escenas en que está con la Kidman discutiendo son apoteósicas y en la que explica a su madre que hay intrusos en la casa mientras lee la Biblia en la escalera con su febril sonrisa en su rostro son magistrales, todo un descubrimiento.