Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
 
Título original: Out of Africa
Año: 1985  
Duración: 154 min.
País: EE.UU.
Director: Sydney Pollack
Reparto: Meryl Streep, Robert Redford, Klaus Maria Brandauer, Michael Kitchen, Malick Bowens, Joseph Thiaka, Stephen Kinyanjui, Michael Gough.
Guión: Kurt Luedtke. Basado en la obra escrita en 1937 "Memorias de Africa" por Isak Dinesen ( Karen Blixen )
Música: John Barry
Fotografía: David Watkin

Género: Drama romántico.
Premios: 7 Oscar: mejor película, director, guión adaptado, fotografía, dirección artística, banda sonora original, sonido.
 
 
Sinopsis:
Memorias de África es una de las grandes películas épicas de todos los tiempos. En 1914, durante la Primera Guerra Mundial, Karen Blixen, una mujer europea de gran coraje, llega a Kenia para dirigir una plantación de café en Nairobi junto a su marido, el barón Bor Blixen-Flecke, un mujeriego incorregible con el que se ha casado por motivos de conveniencia. Para su sorpresa, Karen se da cuenta de que poco a poco se está enamorando de la tierra, de sus gentes y de un atractivo cazador, Denys Finch Hatton, cuyo único problema es que prefiere las relaciones sin compromisos. La baronesa Blixen es una mujer que se enorgullece de su independencia pero se siente infeliz enamorada de un hombre tan despegado y más desdichada aún por tener que vivir una situación que no es más que cliché.
 
         
 
Comentarios:
"Yo tenía una granja en África...",
maravilloso comienzo y anticipo de lo que vendría después: un apasionante relato ambientado en los albores del siglo XX en África. En plena década de los ochenta, cuando el cine resbalaba por su vertiente más comercial y exhibía una preocupante falta de talento, llegó Sidney Pollack y nos regaló esta absoluta, emotiva y maravillosa obra maestra. El guión, la fotografía, la música, las interpretaciones -inmenso Brandauer- todo en "Memorias de África" tiene un adjetivo: inolvidable. Dejando al lado su dramatismo y emoción, es una de las películas mas bellas que el cine nos ha ofrecido, con uno de los finales más bonitos en la historia cinematográfica. Una obra maestra que cada vez que lo veo me hace llorar... y una banda sonora tan maravillosa que sería imposible expresarla. A resaltar, porque es una maravilla, el fantástico paseo en avioneta y la preciosidad de los paisajes naturales. En resumen, un regalo para los ojos y los oídos.