Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 

Yo quisiera tenerte

con tu forma precisa,

hacer mío, sin tiempo

tu aliento adivinado.

 

Que rompas con palabras

mi silencio dormido,

que a veces se rebela

y abrasa mi garganta.

 

Pero entonces verías

mis pasos indecisos…

 

Por eso yo prefiero

mi silencio desnudo,

el instante ignorado

de mi frente en tu hombro,

 

y será siempre eterna

tu sonrisa, en mi alma