Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
Título original: Driving Miss Daisy
Año: 1989  
Duración: 99 min.
País: EE.UU.
Director: Bruce Beresford
Reparto: Morgan Freeman, Jessica Tandy, Dan Aykroyd, Patti Lupone, Esther Rolle, Jo Ann Havrilla, Alvin M. Sugarman, Clarice F. Geigerman, Muriel Moore...
Guión: Alfred Uhry
Música: Hans Zimmer
Montaje y fotografía: Peter James
Productora: Zanuck Company / Warner Bros.
Género: Drama
Premios:
4 Oscar 1989 -
  Mejor película, actriz, guión adaptado, maquillaje. Otras 5 Nominaciones al Oscar.
Oso de Plata
en el Festival de Berlin para Jessica Tandy y Morgan Freeman.
David de Donatello - Mejor actriz extranjera.
Globo de Oro - Mejor película musical o comedia, mejores actor y actriz principal.
 
                          
 
Sinopsis:
Paseando a Miss Daisy es una obra de teatro de Alfred Uhry escrita en 1987 y adaptada en 1989 por el propio autor para realizar esta película. La acción se desarrolla en Atlanta, después de la segunda guerra mundial. Daisy Werthan, Miss Daisy, una profesora jubilada de 72 años, testaruda y de difícil carácter, decide comprarse un coche, un Packard que la anciana acaba estrellando contra el garaje de un vecino. Su hijo, temiendo un posible caos circulatorio y a pesar de sus protestas, contrata a Hoke Colburn, un chofer negro con muy buen carácter que será durante 25 años el encargado de llevar y soportar el genio de Miss Daisy pero con el tiempo se convertirá también en el mejor amigo de la dama.
                                    

Comentarios:
Una historia divertida y dramática a la vez en la que se narran simpáticas situaciones que resultan del trato diario, llena de ternura, de amistad y de indirectas hacia la discriminación racial. Con una factura delibedaramente colorista, positiva y algo mágica, muestra de optimismo y alegria de vivir, la película ofrece un claro mensaje: Nunca es tarde para cambiar de actitud frente a la vida, hacia el trato hacia los demás y que a veces es necesario recibir ayuda de nuestros semejantes. Los protagonistas, Jessica Tandy y Morgan Freeman, con sus magníficas interpretaciones, hacen totalmente creibles a los dos personajes. La relacion entre la pareja protagonista es sin duda el centro del guión y además constituye la parte mas lograda. Toda la cinta esta llena de detalles entre ellos puestos tras la cámara con mucho oficio ya que consiguen transmitir al espectador las intenciones que en un principio se tenían o se querían reflejar. Es admirable lo bien medida que está la evolución de la amistad que surge entre la dama y su chofer. No se cae en reiteraciones sino que todo lo que ocurre entre ellos sirve para formar la idea pretendida en un principio, todo está calculado de un modo muy preciso y complejo sin embargo la película ofrece un plantemiento y estructura muy sencillos. Una gran película.