Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 

Tarde de otoño, dorada.

El cielo cristal azul,

apenas el viento canta.

 

Veo en el jardín un sauce

que ya apenas tiene ramas.

 

¿Porqué estoy triste esta tarde

y pienso en ti con nostalgia?

 

Un sol pálido atraviesa

tibiamente mi ventana,

y tiñe de color ámbar

mi cuaderno de hojas blancas.

 

Amor, vuelve, que tu ausencia

me está destrozando el alma.