Maite García-Nieto

 
Principal Arriba

 

 
                                      
 
Título original: "A streetcar named desire "
Año: 1951
Duración: 122 min.
Nacionalidad: EE.UU.
Género: Drama - B/N
Reparto: Vivien Leigh, Marlon Brando, Kim Hunter, Karl Malden...
Dirección: Elia Kazan
Guión: Tennessee Williams - Oscar Saul
Música: Alex North
Premios: Oscar 1951. Mejor actriz, mejor actriz de reparto, mejor actor de reparto, dirección artística- 
 
                                  
 
Obra maestra del séptimo arte basada en un texto de Tennesse Williams dirigida por Elia Kazan.
Hablar de "Un tranvía llamado deseo" y no alabar a Marlon Brando es poco menos que un sacrilegio. Su interpretaciones tan brutal que te deja embobado mirándolo, sin prestar atención a nada más. Es impresionante como con una sola mirada puede causar miedo,
Ningún otro actor podrá jamás interpretar a Stanley Kowalski, porque ningún actor jamás se acercará a la maestría de Brando.
 
           
 
Sin embargo seria injusto no alabar también la interpretación de Vivien Leigh, porque su construcción de mujer del sur, de reina de la ilusión, de personaje frustrado que sólo busca amabilidad es sencillamente perfecta. El miedo en sus ojos es real. Su empequeñecimiento delante de Stanley te hace sentir lastima, éste fue el único personaje que interpretó digno de compararse a Scarlata O'Hara. Ambos actores consiguieron una química brutal e irrepetible,
y los sabrosos diálogos de Tennesee Williams nos llevarán en un tira y afloja dialéctico entre los dos personajes. Una película de antología.
 
                                   
 
Sinopsis:
Febril retrato de la desintegración moral, mental y final ruina de Blanche DuBois, una dama del Sur, nacida en una aristocrática familia venida a menos. Una mujer refinada, culta, sensible, nunca dispuesta a hacer daño a nadie, expuesta a merced del mundo brutal y realista. Stella Kowalski es su hermana, casada con Stanley. Stella, una mujer pasiva, ha dado la espalda a su educación aristocrática para vivir un matrimonio "normal" en el barrio francés de Nueva Orleans y que ahora se encuentra atrapada entre los forcejeos de Blanche y su marido. Stanley Kowalski es el hombre sincero, directo y simple, para unos; y brutal y vulgar para otros. Stanley es el personaje que desencadena esta obra maestra escrita por Tennessee Williams y galardonada con el premio Pulitzer en 1947
 
Enlaces: